Arxius | Juny, 2013

Fideuà casera y regalitos

30 juny Imagen de los regalitos

GipsyLos domingos suelen ser días productivos. Las mañanas por lo habitual son tranquilas, sobretodo cuando te levantas antes que el resto. Y ponerse a producir es una buena forma de no sentirse culpable por no coger la escoba 😉

Y así ha ido hoy. Una mañana de relax, con tiempo de sobras para subir al coche camino a Palamós (nuestro paraíso en la Costa Brava), rodeada de perlitas, hilos, abalrios,… Y sin un objetivo concreto, cogiendo por aquí y atando por allí, poco a poco, iban tomando forma pulseras de estilos y materiales totalmente distintos.

Pulseras en domingo

Hoy tocaba disfrutar de una fideuà casera en familia. Buena compañía y un manjar exquisito.

Imagen de los regalitos

Hay pocas cosas que me gusten más que hacer regalos, en realidad, más que los regalos, disfruto sorprendiendo. Es una sensación genial. Ver la cara de asombro primero, la sonrisa después y ya entonces, dependiendo de cada uno, esos saltos, esa carcajada, ese “¡vaya! qué guay, ¡¡¡¡graciassss!!!”… Lo admito, me vuelve loca 😀

Y hoy le ha tocado el turno a mi cuñada y a mi sobrina, madre e hija, dos pulseritas para cada una, que espero disfruten.

Se acabó la semana… Mañana lunes… No sé qué me gusta menos, si los lunes por la mañana vuelta al trabajo, o los domingos por la noche con esa sensación de “vuelta a empezar”.

…. ¡Que tengáis un feliz lunes!

Aquesta presentació amb diapositives necessita JavaScript.

Anuncis

Celebramos Sant Joan con tutorial

24 juny

Porque siempre es bueno plantarle cara al destino, pero es mejor aún hacerlo con humor y mucho color…Esto es lo que he hecho yo con esta manualidad.

Una simple carpeta de cartón, sin ninguna gracia por sí misma, puede acabar siendo en pocos minutos, un objeto destacado, absolutamente personalizado, positivo y alegre.

Paso 1: elegir materiales, colores, formas,… En mi caso, me he decantado por el fieltro y tonos lilas, verdes y naranjas

Paso 2: Quitar las gomas

Paso 3: Cubrir la parte exterior de la carpeta con el fieltro, en mi caso lila. Cubrir también las lengüetas interiores, yo lo he hecho combinando los tres colores

Paso 4: Decorar con círculos entrecosidos. Yo he utilizado dibujos distintos en cada uno de ellos

carpeta-detalles

Paso 5: Para darle un aire distinto, y fijar el fieltro para que no se despegue con el roce, puedes pegar una cinta ancha en los bordes, llévandola hacia el interior cuando pegues la cinta central.

¡Aviso a navegantes! Para no tener los problemas que he tenido yo, ten en cuenta:

– Pega las cintas antes que los círculos

– Ten en cuenta marcar los agujeros para después pasar la goma… Yo no lo he hecho 😦

Paso 6: Monta nuevamente la goma. Yo he cambiado la original por una verde, para combinarla con la composición

carpeta-parte-delanteraCarpeta-parte-trasera

Recuerda: sé original. Si te basas en este tutorial, recuerda nombrarme.

Formando una pasión

10 juny

Recuerdo aquella optativa del cole. Me apunté, un trimestre, y otro, y otro, y disfruté como una loca montando claras, batiendo yemas con azúcar, tamizando, … ¿algo que no me gustara? ¡Noooo! porque creo que disfrutaba incluso fregando los cacharros al terminar.

Y ahí empezó todo, con no más de 10 añitos, ¡una enana! haciendo bizcochos, cremas,… Hasta que me puse a buscar ideas para hacer un pastel con temática de playa, y empecé a descubrir un mundo nuevo, un mundo que me atraía más y más cada día, hasta volverse una obsesión.

Y de repente te dices “Oye, ¿te estás dejando arrastrar por una moda?” y dudas… aunque sabes que te apasiona, que podrías pasar horas rastreando en la red, visitando blogs, buscando en las redes,…

Y lo tengo claro. Me costó decidirme, pero ¡qué narices! la vida es el ahora, el tiempo es ese punto entre el pasado y el futuro, y tan malo es quedarse mirando atrás como concentrarse únicamente en el mañana… porque ese “ahora”, que es la vida en sí misma, pasa sin que lo sientas.

Así que me apunté al “Curso Intensivo de Tartas Decoradas” de The Velvet Cakes. Un curso genial, completo e interesante, acompañada y aconsejada por una persona fantástica.

Lo que queda de la tarta decorada de dos pisos...

Puedo decir que ha sido una experiencia extraordinaria. Volver a casa agotada y dolorida, pero sintiéndote viva, plena, entusiasmada,¡feliz!… y pensando ya en el próximo curso. En aprender más y más.

La parte mala…

¡El piso superior voló en un visto y no visto! Y es que tiene su peligro llegar a casa justo en el momento de la cena 🙂 Esto es todo lo que queda de él…

lo que queda del piso superior

El mundo de la repostería creativa realmente me apasiona.