Croissant relleno de crema de cacao

21 ag.

Croissant, cruasán, crusán, croisán,… Son muchas las palabras que oímos a diario para hablar de la misma cosa. Esa pasta de bollería con cuernos, aunque se hacen también sin esa forma característica, de mantequilla, con cobertura en las puntas, sin relleno, con relleno salado, con relleno dulce,…

No hay duda de que es algo que no puede faltar en nuestras panaderías y pastelerías. Para el desayuno, para la merienda o porque sí, en cualquier momento, una forma de picar un bocado dulce (o salado).

Cuando pienso en “Croissant” siempre viene a la cabeza la vecina Francia, su París intelectual y alternativo, con esa especie de decadencia romántica, de suburbios ricos en arte, sin complejos. Y me he dicho, vamos a echar un vistazo a la Wikipedia, a ver qué cuentan sobre el tema.

¡¿Viena?!

Se relata en Wikipedia: “(…) La leyenda más divulgada cuenta que el Croissant nace como uno de los actos festivos al salvarse Viena del sitio otomano a finales del siglo XVII (…)” Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Cruasán

En una ocasión me hice una nota mental: “apunta: tienes que probar esto”. Así que con una plancha de hojaldre, un poco de nocilla, y un punto de azúcar, me puse a hacer la prueba. Perdonarme que no cite dónde lo vi; lo cierto es que no lo recuerdo. Es una de esas cosas sencillas que te guardas en el disco duro hasta el momento oportuno y tiempo después te pones a reproducir… Algo tuve que hacer mal, o no del todo bien, porque el resultado no salió como tenía previsto… tenían aspecto de todo menos de lo que debía ser.

La receta de mi nota mental :D:

  1. Cortar la plancha de hojaldre en triángulos
  2. Poner un poco de crema de chocolate en la parte más ancha
  3. Enrollar envolviendo la punta del triángulo sobre la parte más ancha, dando una vuelta a la masa
  4. Darle un poco de forma a los extremos para hacer los cuernos
  5. Pintar para darle color. Yo le he dado un toque de mantequilla fundida y he espolvoreado azúcar moreno, tal como lo vi en la vídeoreceta
  6. Meter al horno (la temperatura la indica el fabricante del hojaldre) hasta que la masa esté dorada
  7. Dejar enfriar
  8. Decorar como más te guste: pintar con un almíbar, espolvorear azúcar glass o unos fideos de chocolate, mojar las puntas en un poco de chocolate fundido… ¡Imaginación al poder!

Si haces la prueba, no dudes en compartirla. ¿Te ha salido? ¿Has descubierto mi fallo? Te invito a probarla y mandarme tus comentarios. ¿Quieres que publique el resultado? Mándame una foto con tu resultado a unamentinquieta@gmail.com 🙂

 

Visítame en Google+Instagram o Pinterest

Advertisements

¡Dame tu opinión!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s