Tag Archives: galletas

ConcursoLocoUMI. ¡Recetas y DIYs a partes iguales!

10 jul.


¡Entra! DIY, recetas… Hoy viene completo

Anuncis

¡La cosa va de dulces! Para ella y para él

3 des.
Galletas

Cookies caseras

¡A nadie amarga un dulce!

Y si como yo, estás a dieta y ni lo hueles… ni te cuento 😉

Vengo con un post cortito, fugaz, para limpiar culpas, de esos de ¿cuántos meses hace ya que dije que lo compartiría? pues… ¡un montón y medio! Porque se me van el tiempo y las neuronas. No sé tú pero, de repente miro el calendario y veo que estamos a diciembre, y aún no lo he procesado… ¡Casi es Navidad!

Así que, antes de terminar el año, voy a intentar cargarle las pilas a mi pobre neurona, para no dejarme nada en el desván. Vamos a desempolvar lo que tenga polvo (o incluso telarañas) y a pasar por aquí con mayor frecuencia, mientras planifico mis propósitos para el 2015.

¡Pasa y ponte el babero, que voy!

Galletas decoradas y un día formidable

19 oct.

Galletas decoradas, bandeja con cupcakesEstoy de vuelta… Ha sido un tiempo de cierta desconexión, y es que la salud no me ha acompañado en este tiempo. Aunque no he parado. Una mente inquieta no sabe estar sin hacer nada. Llueva o truene, pase lo que pase, se mueve en la medida de lo posible y esto es lo que he estado haciendo. Poco a poco, os lo iré mostrando.

He decidido empezar por el final. ¿Por qué? Porque ha sido sin duda lo mejor de todo. Una brisa fresca. Esto que de pronto da sentido a muchas cosas y piensas “vaya, todo es un desastre, pero este momento lo compensa y sobrepasa”. Gracias a cosas como éstas sigo adelante, plantando cara a las circunstancias.

Hace un tiempo le había hecho una promesa a mi sobrina Estela. ¡Haríamos galletas! Y qué mejor que un momento difícil para dar la espalda a los acontecimientos y vivir un día único… ¿no te parece?

Fui a buscarla por la mañana, y ya estaba preparada para empezar… Madre mía, tiene cuerda para rato 😉

Si tenéis peques en casa y les atrae la cocina y el dulce, es una buena actividad para hacer con ellos. Según sea la edad y habilidades de los pequeños, podemos darles más o menos autonomía. En mi caso, he de decir que a mí me tocó hacer poco…

Actividad 1: Galletas

Empezamos leyendo la receta y preparando todos los ingredientes; lo hizo todo ella solita y aprendió a utilizar la báscula. En este caso me basé en una receta del blog La Receta de la Felicidad, Galletas conejo, aunque la variamos al gusto del consumidor 🙂

La masa la hicimos siguiendo la receta. Meter las manos en la masa, toquetear, ensuciarse,… Eso fue lo que más le gustó. Tuve que ponerle freno porque allí ya se hubiera plantado… Ya me la veía yo a la hora de comer aún con las manos en la masa jajaja

Galletas decoradas, con las manos en la masa

Pero cuando le dije que había que amasar bien en la mesa y hacer unas bolas… ya le gustó más 🙂

Galletas decoradas, haciendo bolas

Tengo que deciros que la enana es tan inquieta como su tía… y eso fue un problema. ¿Cómo le dices que hay que dejar reposar la masa? Porque claro. Cuando le dije que tocaba meterlo en la nevera, lo primero que me dijo fue “y entonces ¿qué hacemos ahora?”. La respuesta real era “nada, sólo esperar”, pero si hubierais visto esa carita de “he puesto el turbo y no tengo frenos”… Ay madre, ¡qué apuro! jajaja

Así que tocó improvisar… y preparamos unos “bombones”. Luego lo cuento 😉

Una vez la masa había reposado lo suficiente… En el congelador, claro, para darle caña, que no estaba la cosa para darle largas… Estirar y cortar. Divertidísimo. Me recordó al típico juego de descubrir formas en las nubes.

Le enseñé a crear formas a partir de otras, como hacer una luna de un círculo, o convertir una E en una M, o… Vamos, todo lo que se nos ocurrió, porque siempre es enriquecedor a la vez que divertido jugar a imaginar con un niño.

Parte de las galletas las rellenamos de ganaché de chocolate negro, con lo que conseguimos unas deliciosas “galletas príncipe” caseras.

El resto de las galletas, fueron de tema libre; las cortó de formas diversas. Fue divertido ver cómo dejaba volar la imaginación y cómo mientras las cortaba… “mira, ésta al revés puede ser un castillo”, “con ésta haré…”. Fue genial, muy divertido.

Galletas decoradas, estirando la masaGalletas decoradas, cortando la masa

¡Qué montón de galletas madre! y qué nervios por empezar a decorar…

Mientras horneábamos y las galletas se enfriaban, porque seguía con el speed puesto y no estaba dispuesta a estar sin hacer nada, preparamos un ganaché de chocolate y la glasa real.

He de decir que es un solete. Ella solita iba cogiendo la bayeta, limpiando, recogiendo,… vamos, que me fregaba hasta los cacharros que íbamos utilizando. Si ya digo yo, que tiene cuerda para rato 🙂

Aquí te dejo unas cuantas imágenes del “momento galleta”

Actividad 2: Bombones

No sé dónde fue a parar más chocolate… Si a los bombones o a su cara… qué hartón de meter el dedo y chupetear madre!! jajaja. En esto también somos iguales… Me pirra el chocolate.

No hicimos ninguna virguería. Únicamente fundimos chocolate blanco y chocolate negro. El molde lo eligió ella; le gustó la forma de flor que verás, así que con el chocolate blanco rellenamos el fondo, el corazón de la flor. Añadimos un poco de chocolate negro para después rellenar como le gustó más. Básicamente le proveía distintos ingredientes para que ella eligiera.

La mitad las rellenó con bolitas de cereal cubiertas de chocolate. La otra mitad la rellenó con nuez… Aquí va el resultado:

Actividad 3: Cupcakes

En este caso, he de decir que los cupcakes ya los tenía hechos… La base es un carrot cake, una adaptación de la receta Pastel de Zanahoria perfecto del blog de Megasilvita. Realmente delicioso.

Únicamente los decoramos. Para ello utilizamos parte del ganaché de chocolate que habíamos preparado para las galletas príncipe, al que le dimos un toque con la batidora para conseguir una trufa espesa… Me sorprendió la rapidez con la que aprendió a usar la manda pastelera. ¡Menuda artista!

Galletas decoradas, carrot cupcakes con trufa espesa

Un día muy productivo, ¡sí señor! La pequeña estaba cansadita pero la tía… no podía ni mover las pestañas… A lo tonto a lo tonto nos tiramos 8 horas, ¡toda una jornada laboral!

Pero no miento si digo que fue uno de los días más formidables… Momentos así no tienen precio 🙂

Dame tus opiniones, coméntame cuáles son tus variantes, … ¡Tus comentarios son bienvenidos!

¡Que tengas un feliz fin de semana!

Visítame en Google+Instagram o Pinterest